¿Cuándo es necesario visitar a tu dentista? - RECAVER Clínica Dental Valladolid Skip to content

¿Cuándo es necesario visitar a tu dentista?

Probablemente tendrás la costumbre de visitar a tu dentista en Valladolid solo en caso de emergencia. No eres un caso aislado. Muchos olvidamos lo importantes que son los dientes, no solo para comer y hablar, sino también para mostrar una gran sonrisa, uno de los factores fundamentales de nuestra vida social.

Entonces, si con solo cepillarnos los dientes a diario no es suficiente, ¿cada cuánto es necesario que concertemos una cita?

Al menos dos veces al año

Los profesionales de la salud bucal recomiendan acudir al dentista, como mínimo, cada seis meses; es decir, dos veces al año. El objetivo de dichas visitas es revisar que nuestra salud bucodental sea correcta y conseguir que la prevención oral sea también completa.

De este modo, y gracias a una de estas visitas a la clínica dental en Valladolid, es mucho más fácil que el profesional detecte más pronto síntomas de enfermedad periodontal o caries que nosotros no podemos percibir a simple vista.

Además, si nos iniciamos en esta rutina durante la infancia, no solo conseguiremos un correcto desarrollo bucodental y unos buenos hábitos de higiene oral, sino que con la visita al odontopediatra también evitaremos los llamados episodios de ansiedad dental que se producen como consecuencia de no visitarnos regularmente.

¿Cómo se desarrolla una visita rutinaria?

Normalmente, y a no ser que en ese momento estemos siguiendo algún tratamiento, las visitas rutinarias a tu dentista en Valladolid son rápidas. Durante la misma, te explorará la cavidad oral y comprobará si existe la presencia de sarro o placa bacteriana. En caso de evidencia, la recomendación será que te sometas, lo más pronto posible, a una higiene bucodental.

La exploración también servirá para detectar enfermedades bastantes comunes como la caries o la periodontitis que, si se detectan de forma temprana pueden evitar la pérdida irreversible de uno o más dientes.

Eso sí, es muy importante que, entre visita y visita, sigamos manteniendo nuestra salud bucal con el cepillado habitual y el uso de otras técnicas como la irrigación, el uso de hilo dental o el enjuague bucal diario.

¿Aun no has concertado tu cita? ¡Contáctanos!

Entradas relacionadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *