¡Olvídate de la odontofobia en Valladolid! - RECAVER Clínica Dental Valladolid Skip to content

Consejos para perder el miedo al dentista

perder el miedo al dentista

¿Sabías que el 49,1 % de españoles padece una odontofobia moderada? Y no solo es cuestión de niños, ya que, dentro de ese porcentaje, un 50,7 % son adultos. Esto constituye un problema real, debido a que, para muchos, ese pánico irracional a acudir a una clínica dental les impide llevar a cabo los tratamientos necesarios para disfrutar de una salud oral en buenas condiciones. Por eso, es muy importante recibir la atención médica necesaria y perder el miedo al dentista.

En nuestra clínica dental en Valladolid sabemos cómo aconsejar a esos pacientes que no lo pasan precisamente bien cuando visitan a su odontólogo. Vamos a compartir las recomendaciones que les damos, de tal manera que tú también puedas recibir unos tratamientos dentales de calidad y sin miedo.

¿Cómo perder el miedo al dentista?

Hay gente que le causa tal ansiedad acudir a una clínica, que lleva más de 5 años sin visitar una. Ese temor puede responder a varias causas: el miedo a que el tratamiento duela, el pánico a las agujas o el rechazo a los sonidos y los olores de la clínica dental.

Con el objetivo de mejorar tu experiencia y que puedas perder el miedo al dentista, vamos a facilitarte unos consejos que harán que tu visita sea todo un éxito:

Acude a la clínica antes de tu primera cita

Para tranquilizarte y ver qué ambiente se respira allí, te recomendamos que visites la clínica antes de tu cita, conozcas a la recepcionista, a los dentistas… De hecho, es el momento perfecto para comentarles tu problema y que lo tengan en cuenta.

Cuanto más temprano, mejor

Si hay posibilidad, pide que te den cita a primera hora de la mañana y el primer día que tengan libre. De esta manera tendrás menos tiempo para pensarlo e ir acumulando ansiedad.

Sé puntual

No llegues antes de tiempo. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo estés en la sala de espera, más probabilidades hay de que te empieces a poner nervioso por los olores y sonidos que surjan del gabinete.

Acuerda una señal

Una vez dentro de la consulta, pacta con tu dentista una palabra o un gesto de seguridad. Así, en el momento en el que te sientas incómodo, el profesional podrá parar y ayudarte a relajarte.

En las clínicas dentales más modernas, como la nuestra, la experiencia es mucho más amigable, ya que la instrumentación no está a la vista y ponemos música relajante de fondo. ¡Hasta los tornos hacen menos ruido! Así que, si buscas dentista en Valladolid, nos tienes a tu disposición. ¡Pídenos más información!

Entradas relacionadas